El Corazón y la Espiral de Proporción Aurea

31.01.2014 16:39

  El Corazón y la Espiral de Proporción Aurea

 

Los científicos han descubierto que existe una curiosa relación entre nuestro corazón y la espiral de Proporción Aurea, o Phi:

En http://conexionestelar.webnode.es/news/rejillas-reshel-el-portal-al-futuro/ , leemos:

"Cabe mencionar que estudios recientes en geneto-biología han mostrado un vínculo directo entre la electricidad del corazón y el ADN. El ADN es programado por la electricidad del corazón. Cuando sienten amor, la carga eléctrica del corazón, de acuerdo al análisis de su espectro, se aproxima a Phi. La proporción Phi permite a la corriente eléctrica cambiar octavas armónicas sin perder poder ni información."

¿Como funciona esta relación? Algunas de las enseñanzas de la Flor de la Vida nos ayudan a comprenderlo:

Geometría Sagrada

"La Geometría Sagrada se refiere a la forma de abrir el corazón y evolucionar la conciencia a través de los modelos geométricos. Estos modelos reflejan su propia conciencia. Primero, porque la geometría sagrada está formada por luz/conciencia. Cuando ustedes observan cómo las geometrías hacen una transición fluídamente entre sí mismas, verán cómo continúan trascendiendo y moviéndose hacia un patrón de evolución superior. Cuando ustedes comprenden esto, pueden relacionar la geometría sagrada con el corazón. Y la espiral es la clave más importante.

La geometria sagrada representa estados de conciencia, que evolucionan desde un estado hacia otro.

Cada pensamiento que abrigamos en nuestra mente resulta en una cascada de mandalas geométricos. Lo mismo ocurre con cada realidad emocional que creamos a través de nuestros sentimientos. Estos patrones forman configuraciones geométricas a nuestro alrededor."

Espiral de Proporción Aurea

"Debido a que la proporción áurea no tiene principio ni fin, resulta una buena metáfora para el espíritu en una realidad material. La Proporción Aurea (o espíritu) puede ser observada, pero no puede ser limitada a su inicio o su fin.

Una de sus características es que continúa formando espirales que disminuyen por siempre. La espiral se vuelve tan infinitesimal que, teóricamente, podría romper el plano de una dimensión y entrar a otra dimensión. Una vez que hace esto, podría comenzar nuevamente dentro de otra dimensión como una espiral, comparativamente grande, bajando para volverse más pequeña nuevamente hasta romper ese plano dimensional y moverse hacia otro, y así progresivamente hacia el infinito.

Si visualizamos el universo en su estado natural, no lineal, que abarca todas las dimensiones y frecuencias, cuando rompemos el plano de la 3D entramos nuevamente hacia el espacio de todas las frecuencias de trascendencia eterna. En las dimensiones no físicas, todas las cosas están en una trascendencia eterna y ocupan todas las frecuencias - la velocidad de la luz y más allá.

Cuando la Proporción Aurea penetra la 3D desde este estado superior de frecuencias, entra a una dimensión limitada por el tiempo. Cuando la espiral (dentro de la 3D) forma espirales infinitamente más pequeñas para romper el plano de la 3D, entra entonces otra vez hacia la dimensión de frecuencias superiores y de trascendencia eterna.

La Proporción Aurea puede ser utilizada entonces como un símbolo o una analogía para el espíritu en la materia, y también puede utilizarse como una analogía para el hilo que entrelaza las dimensiones materiales y etéreas.

Debido a que albergamos la espiral de Proporción Aurea en el centro de nuestros propios corazones, nosotros existimos multidimensionalmente en virtud de nuestras propias características holográficas y fractales infinitas. Esto significa que todos existimos dentro de cada persona, animal, planta, estrella, planeta, especie, etc., a través de toda la Creacion y en todos los planos de existencia.

Cada ser conciente con un corazón abierto, tiene una multitud de espirales emanando desde el corazón, que a su vez crean una multitud de realidades paralelas coexistiendo en una multitud de planos y dimensiones. Estas diversas realidades coexisten, traslapándose con la realidad de otra persona y ellas co-crean un espectro cohesivo y holístico de realidades y posibilidades que alinean el tejido de lo infinito."

 

Espiral Fibonacci

"En contraste con la Proporción Aurea, que no tiene principio ni fin, la espiral Fibonacci tiene un principio definitivo pero no necesariamente un fin. Una vez iniciada, puede continuar hasta el infinito.


 

          Espiral Aurea                                    Espiral Fibonacci

            

La Secuencia Fibonacci posee una propiedad única. Diferente a la Proporción Aurea, la Fibonacci comienza en 0 ó 1 pero se aproxima rápidamente a la Proporción Aurea con una exactitud en constante aumento. La Secuencia Fibonacci parece estar fuertemente atraída hacia la Secuencia de la Proporción Aurea (Proporcion Phi), e intenta aproximarse a la Proporción Phi (1.6180339...). Esta exactitud se incrementa hasta alcanzar asintónicamente sus límites. En ese punto, uno no puede notar la diferencia entre las dos espirales exepto cerca o en los puntos de inicio.

Esta característica de la Fibonacci puede utilizarse como una metáfora para nuestra condición humana. Si la Proporcion Aurea representa el espíritu y la Fibonacci representa la encarnación física (el espíritu encarnando en la materia e intentando perfeccionarse a sí mismo hacia el ideal), entonces, metafóricamente nuestra encarnación física comienza como una forma de vida Fibonacci. Y nuestra atracción para movernos más cerca de Dios es como la atracción de la Fibonacci por aproximarse a la Proporción Aurea.

Eventualmente, los pensamientos, las emociones y los deseos del ser físico comienzan a aproximarse al ideal muy de cerca. En este punto, la Fibonacci y la Proporción Aurea están en tal relación cercana que se crea una especie de puente entre el espíritu y el ser físico. Las creencias limitadas del ser físico pueden ser liberadas y la realización de los potenciales ilimitados disponibles dentro del espíritu, pueden ser plenamente abrazados por el ser humano en lo físico." 

 

En http://www.quo.es/naturaleza/la-espiral-de-fibonacci, encontramos la siguiente explicación sobre la espiral Fibonacci:

"La conocida espiral, denominada "sucesión de Fibonacci" aparece constantemente en la naturaleza. La podemos observar por ejemplo:

- Contando las escamas de una piña. Tras observarla, verás que aparecen en espiral alrededor del vértice en igual número a los términos citados en la sucesión de Fibonacci.


 

- También en las flores del girasol. En ellas, se forma una red de espirales, unas que van en el sentido de las agujas del reloj y otras al contrario, pero en cualquiera de los casos siempre, las cantidades de unas y de otras son los términos consecutivos de la sucesión de Fibonacci.

- En las ramas de los árboles, en la flora del alcaucil, en el arreglo de un cono o en la disposición de las hojas en el tallo (hay que tener en cuenta que se distribuyen buscando la luz del sol).

- El número de espirales en numerosas flores y frutos también se ajusta a parejas consecutivas de términos de esta sucesión: los girasoles tienen 55 espirales en un sentido y 89 en el otro, o bien 89 y 144.

- También está presente en los huracanes, algunas galaxias, los moluscos tipo trilobites...


 

                   


 

- En partes corporales de seres humanos y animales, como es el caso de: la relación entre la altura de un ser humano y la altura de su ombligo, la relación entre la distancia del hombro a los dedos y la distancia del codo a los dedos o la relación entre las articulaciones de las manos y los pies.

              

- En el arte: en los violines, la ubicación de las efes (los "oídos", u orificios en la tapa) se relaciona con el número áureo. También aparece en las relaciones entre altura y ancho de los objetos y personas que aparecen en las obras de Miguel Ángel, Durero y Da Vinci, entre otros.

- Otro ejemplo de la espiral Fibonacci lo representa la ubicación en el espacio de las Pirámides de Gizeh.

 

Esta secuencia tan querida por los aficionados a las matemáticas, se forma sumando los dos elementos anteriores de la serie, es decir, 0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144… Aparentemente, podría resultar una serie matemática cualquiera, sin más relevancia, pero no. Además de ser muy importante en la aplicación de diversas teorías (ciencias de la computación, matemáticas, configuraciones biológicas y teoría de juegos), es muy curioso y no deja de llamar la atención, cómo esta serie aparece en la naturaleza de una forma óptica.

                 

La sucesión de esta serie, se inicia con 0 y 1 y a partir de ahí cada elemento es la suma de los dos anteriores. A cada elemento que forma esta sucesión se le denomina número de Fibonacci."

Para visualizarlo, observa el siguiente video:

 

 

Y ahora, volvamos a las enseñanzas de la Flor de la Vida:

La Esfera

"La esfera es la forma más asombrosa, poderosa y mágica de la Creación. Para comenzar a comprender y a apreciar los potenciales de la esfera, uno debe ser capaz de ver y comprender los componentes angulares encerrados dentro de la esfera y entender cómo accesarlos. Hay 5 + 1 Bloques Sagrados de Construcción de la Creación y una esencia sumamente secreta dentro de la esfera.

La esencia intangible dentro de la esfera, puede verse como la semilla dentro de la semilla, y ésta yace en el centro de la esfera. Puede ser llamada una esencia intangible porque ésta guía o provee esencialmente de una puerta para que todas las figuras geométricas trasciendan sus formas. También puede ser considerada una esencia intangible porque es de un plano superior y no puede ser limitada.

Esos 5 + 1 Bloques de Construcción dentro de la esfera son llamados Sólidos Platónicos. Estas figuras son conocidas como el Tetraedro, la Estrella Tetraédrica, el Cubo, el Octaedro, el Icosaedro y el Dodecaedro. La esencia de la semilla dentro de la semilla en el centro de la esfera es llamada la Espiral Aurea Sagrada.


 

Es importante comprender, profunda y claramente, que tan pronto como llegamos a una esfera hemos llegado a una puerta multidimensional construída de la fractalidad holográfica que está implicada en cada esfera. Esta fractalidad holográfica conecta a toda la vida y las posibilidades entre sí. La esfera (así como toda la geometría angular) se crea en el mismo momento en que alcanzamos la Espiral Aurea. Esto significa que tan pronto como entramos en la experiencia del Amor Incondicional, tenemos una interconexión íntima con todas las cosas de la Creación."

Recordemos que cuando sentimos Amor, de acuerdo a las comprobaciones científicas, la carga eléctrica del corazón, de acuerdo al análisis de su espectro, se aproxima a Phi, por lo cual estamos generando la Espiral Aurea, la esfera y toda su geometría angular.

Ya que la esfera contiene la Espiral Aurea Sagrada y todos los sólidos platónicos, cuando sentimos en el corazón la espiral del Amor (espiral Aurea), generamos a nuestro alrededor series de esferas y sólidos platónicos dentro de ellas. Esto significa que tan pronto como sentimos la espiral del Amor, tenemos todos los bloques de construcción necesarios para la creación!!!

Siguiendo con las enseñanzas de la Flor de la Vida:

"Enfocarse en la Espiral Aurea (y en nuestra habilidad de sentir, percibir, y permanecer en resonancia con ella), nos permitirá dejar atrás (o trascender) las formas fijas de las etapas geométricas de la materia, la energía o la conciencia. La Espiral Aurea es el hilo a través de todas las dimensiones (materiales o etéreas) que no pueden limitarse. En poco tiempo, si estamos experimentando un efecto restrictivo o limitante asociado a cualquier campo geométrico o forma, podemos trascender ese estado sintonizándonos con la Espiral Aurea."

En el siguiente video, vemos cómo a partir de las espirales se forman las esferas y los sólidos platónicos, quedando a su vez todo inscripto dentro del llamado Cubo de Metatrón:

 

 

"El Cubo de Metatrón está formado por los 5 Sólidos Platónicos y la Semilla de la Vida, que son las 13 primeras esferas de la Flor de la Vida, de la matriz divina. El Cubo de Metatrón es un acelerador cuántico capaz de transformar y co-crear nuestra realidad. En él se encuentra integrada la estrella tetraédrica (dos tetraedros enlazados) conocida como Merkaba, una de las figuras más primigenias e importantes, considerada la base de todas las formas de vida biológica."


 

Ahora bien, ¿cómo podemos aplicar esto?


 

A nivel personal - Co-crear nuestra realidad

Supongamos que estamos teniendo un problema a nivel laboral y/o económico. Cuanto más pensamos en ello, con más fuerza atraemos esa situación a nuestra vida. Nuestra mente crea los mandalas geométricos que generan esa realidad. ¿Cómo podemos efectuar el cambio hacia la situación deseada? Con tres pasos muy simples:
 

1. El primer paso es sentarnos a visualizar, en forma relajada y centrados en el corazón, la NUEVA realidad que queremos crear. La vemos, la sentimos, estamos inmersos en ella, la disfrutamos. En este momento estamos creando las geometrías que manifestarán nuestra nueva realidad.

2. Mientras estamos en ese estado de alegría que nos brinda la nueva situación, nos centramos en la energía del corazón y sentimos una ola de inmenso amor que en forma de espiral parte desde nuestro chakra cardíaco, nos envuelve, se expande y contagia ese amor a todo lo que toca. Se expande a nuestro alrededor, alrededor del planeta, del sistema solar, de la galaxia... el cosmos infinito, y luego vuelve hacia nosotros multiplicado, porque toda la creación sintió esa ola de amor, y nos envía a su vez su amor. La espiral regresa hacia nosotros, colmándonos de bendiciones.

3. El tercer paso y no menos importante, es permanecer mentalmente y emocionalmente en nuestra NUEVA REALIDAD, sentirla PRESENTE a cada momento. De esta forma el corazón continuará sosteniendo las geometrías que atraen esa realidad hacia nosotros, permitiendo así su manifestación.
 


 

A nivel planetario - Co-crear con Gaia

Siendo todos nosotros co-creadores de la realidad junto con Gaia, resulta imprescindible que asumamos nuestra tarea de generar la realidad de la Nueva Tierra.

Como todo parte de la energía que irradiamos desde nuestros corazones, la nueva realidad no se hará manifiesta a menos que trabajemos conscientemente en ello, en Unidad con Gaia.

Previamente y como preparación recomiendo hacer la meditación publicada en "Portal 13-13-13: integración multidimensional con el Cuerpo de Luz de Gaia y la Rejilla Cuántica Cósmica" en http://conexionestelar.webnode.es/news/portal-13-13-13-integracion-multidimensional/


 

Luego realizamos los siguientes tres pasos:

1. Como en el caso anterior, el primer paso es visualizar la nueva realidad de la Nueva Tierra. Esta vez trabajaremos conjuntamente con Gaia: sintiendo un inmenso amor por la Tierra, vemos la espiral áurea que parte desde nuestro corazón, pasa por el corazón de Gaia y luego envuelve a todo el planeta. Sintiendo un inmenso amor por este bellísimo planeta que es nuestro Hogar, permitimos que Gaia nos muestre "su" nueva realidad. Sentimos su amor por nosotros y por todas las criaturas que la habitan, de todos los reinos. El ella desea co-crear lo mejor para todos. Vemos en nuestra mente las imágenes que nos muestra, en las cuales estamos también nosotros! Nos quedamos unos momentos disfrutando de la experiencia de vivir en esta Nueva Tierra, en Amor y Unidad.

2. Visualizamos cómo la espiral áurea que parte de nuestro corazón pasando por el corazón de Gaia se expande, abarca el sistema solar, la galaxia, el cosmos... ¡Toda la creación percibe nuestro amor y la alegría de vivir en la Nueva Tierra! ¡Todos se regocijan con nosotros y nos envían su amor! Gaia es muy amada en todo el cosmos, y nosotros nos sentimos felices de poder co-crear esta nueva realidad junto con ella. El amor de la espiral vuelve entonces hacia Gaia y hacia nuestro corazón, colmándonos de bendiciones.

3. El tercer paso es, nuevamente, permanecer mentalmente y emocionalmente en la NUEVA TIERRA, energizando así esta co-creación.

La co-creación de la Nueva Tierra requiere de nuestros corazones unidos para poder lograrlo.

 

Toda nuestra preparación como trabajadores de la Luz ha sido para esta trascendental tarea. Todo lo que hemos aprendido, sanado y transmutado nos ha preparado para esto.

 

¡Unamos las espirales de amor que parten desde nuestros corazones y abracemos a Gaia, que nos devuelve su amor!

¡En Unidad! ¡Así sea!


 

 

Chrishia Nadys