Los chakras galácticos y la reapertura del Portal de Orión

30.08.2012 16:21

 

Así como el ser humano tiene un sistema de chakras que lo sostiene en este plano y lo interconecta con el resto de la Creación, del mismo modo los planetas, galaxias y universos tienen su sistema de chakras (siendo las estrellas y constelaciones los chakras de las galaxias, las galaxias son los chakras del universo, y los universos son los chakras del cosmos).

 

Anclados y sostenidos dentro de las distintas rejillas (planetaria, galáctica, universal y cósmica) a través de nuestros chakras, recibimos y compartimos energía e información. Cuanto más se expande nuestra conciencia, más allá llegamos en lo que podemos percibir y comprender (ver también “Los chakras humanos y la conexión cósmica”).

 

Volviendo a los chakras galácticos, en la página de Maia Christianne, Spirit Mythos (http://www.spiritmythos.org/earth/EG/unitear.html), leemos:

 

El Desgarro Universal

 

“En la expansión del Espíritu hacia mayores dimensiones de experiencia, ocurrió una repentina separación en la grilla de Luz de este y otros universos, a lo que Thoth se refiere como el “Desgarro Universal”. Como resultado, se crearon dos grillas del espectro de Luz, las cuales en términos de geometría sagrada pueden ser vistas como espirales. Estas son la espiral de Luz completa Metatrónica (la Luz que no descendió), y la espiral de media Luz Oritrónica (Luz descendida o caída).”

 

“El Desgarro Universal revela el nodo central donde todas las líneas de energía de este universo se unen, lo que Thoth llama el Ojo de Ra. Los mundos estelares formados por la trinidad sagrada de Orión, las Pléyades y Sirio construyen una pirámide de energía de Luz elevada para actuar como la piedra angular del Ojo de Ra, de algún modo como un apósito protector cósmico para proteger a este universo de la auto-destrucción, y designaron a los Señores Solares de Sirio como los guardianes de esta estructura, que es llamada Telos.Aarkhara. El Telos.Aarkhara recrea los eventos del tiempo que se mantienen desde y hacia el Ojo de Ra para que la fractura del tiempo no se magnifique y se perpetúe a través de la grilla universal entera.”

 

 

Orión como Guardián del Portal

 

“Todos los mundos en este universo tienen realidades en la Luz-completa no descendida de Metatrón, y en la media-Luz descendida de Oritrón. En el espectro de Luz completa Metatrónica la constelación de Orión es el Guardián del Portal, o el portal universal de retorno al Universo de Luz completa. Los seres de la matriz de Luz completa del sistema estelar de Orión actúan como referencia para la Redención de la Luz, que es el retorno de los códigos divinos de la inteligencia evolucionada a la fuente.”

 

También leemos en esta página que el Ojo de Ra es el punto de convergencia de éste y muchos otros universos (conexión multi-universal). Es el nodo central donde todas las líneas de energía de este universo se unen, es el punto de intersección de líneas guía universales. Del mismo modo hay intersecciones de líneas guía sobre la Tierra, llamadas líneas Ley, muchas de las cuales son puntos de poder o vórtices.

 

Por otro lado, el Ojo de Isis es el portal estelar hacia el Universo de Luz Completa (Luz Metatrónica). Este tiene la llave para sanar el desgarro universal en la conciencia, luego de lo cual el Ojo de Ra volverá a su función mayor de pasaje de información entre mundos de Luz Superior libremente.

 

En su libro “Manual de ejercicios pleyadianos”, Amorah Quan Yin nos dice que:

 

“Cuando el próximo anillo de la gran espiral cósmica de la galaxia y el nuevo ciclo terrestre de veintiséis mil años empiecen simultáneamente en el año 2013, esto es lo que ya habrá ocurrido:

 

  1. La variación de los polos habrá hecho variar la posición de la Tierra en relación con el Sol.

 

  1. El Sol, a su vez, se habrá recolocado en virtud de una variación de polos similar, en relación a las Pléyades.

 

  1. Las Pléyades habrán llegado al término de una espiral, que habrá recolocado a ese sistema en relación a Orión.

 

  1. Orión habrá sufrido una revolución y una limpieza doméstica espiritual completas. El sistema entero de Orión habrá quedado oscurecido por un período de lo que en la Tierra serían veinticuatro horas, variando así los polos de cada estrella y planeta de ese sistema. Se habrá consumado la vaporización de muchos de los planetas de ese sistema, así como la reapertura y reconversión de Orión como portal galáctico al Centro de esta Galaxia y fuera de ella. Sirio ha venido cumpliendo esta función durante aproximadamente los últimos trescientos mil años, desde que los liranos invadieron Orión y tomaron allí el acceso al portal galáctico.

 

  1. Sirio se habrá elevado a la posición de escuela mistérica espiritual galáctica en lugar de operar específicamente en este anillo solar y este brazo próximo de la galaxia.

 

  1. La pauta orbital actual de vuestro anillo solar alrededor de Alción, sol central de las Pléyades, será reemplazada por la del sistema pleyadiano entero, que empezará a orbitar alrededor de Sirio. Sirio será el nuevo sol central de este brazo de la galaxia y las Pléyades habrán pasado a formar parte del sistema solar de Sirio.

 

Al principio del 2013, cuando se hayan completado estos preparativos, el sistema pleyadiano entero, del que vuestro Sol es la octava estrella, se convertirá en un sistema de aprendizaje superior y en hogar de las Ciudades de Luz. Las Ciudades de Luz son lugares donde poblaciones enteras perciben espiritualmente la evolución y lo sagrado que hay en todas las cosas. Los residentes de las Ciudades de Luz reconocen la evolución y crecimiento de sí mismos como individuos, del resto del grupo y de toda la existencia, dedicando a ello su vida. En otras palabras, dedican la vida a servir al plan divino, encontrándose como mínimo en el nivel de conciencia de Cristo. La Tierra, junto con vuestro anillo solar, sois los últimos del sistema pleyadiano en realizar este cambio. El resto de los siete anillos solares pleyadianos, las Siete Hermanas, están ahora mismo al día en cuanto a escuelas místéricas y sedes de Ciudades de Luz; cada uno de estos siete anillos solares se elevará para cumplir su próxima función natural en un estado evolutivo superior cuando en el 2013 empiece la nueva danza llamada la Era de Luz.”

 

Ambas autoras conciden en que Orión vuelve a funcionar como Portal Galáctico.

Por otro lado, en “Las claves de Enoc” de J.J. Hurtak, leemos que:

 

“La séptima clave hace referencia a Metatrón quien nos recibe al pasar a través de los portales de Orión, desde este universo Hijo hacia el universo Padre de los creadores Elohim.”

 

Y también:

 

“Y si consideramos que los campos estelares nos dan una cartografía de la ubicación de la bioesfera de la Tierra, como un prisma acuoso, en relación a campos estelares determinados, entenderemos por qué los antiguos textos egipcios hacen referencia a Ihm-´sk, y porqué la Gran Pirámide fue alineada con Mintaka (delta), Alnilam (épsilon) y Alnitak (zeta) en Tak-Orión (Orionis). Estos son los controles umbrálicos centrales, o la región de “programación positiva”, usados por los Señores de Luz Elohim para conectar las muchas galaxias a nuestro universo Padre. Dentro de nuestro cuadrante galáctico, estos controles umbrálicos son necesarios para la coordinación de la navegación celestial entre universos. A través de las energías de Orión, el Control Umbrálico Central, los seres superiores de Luz atraviesan las aguas del abismo.”

 

NOTA: Mintaka, Alnilam y Alnitak son las tres estrellas del cinturón de Orión, también conocidas como “las tres Marías”.

 

 

Así, vemos cómo estrellas y constelaciones funcionan como portales hacia otros universos.

 

A partir de la reapertura de Orión como portal universal el 8-8-2008, podemos recuperar la conexión con nuestros Universos Hermanos y el Universo Padre a través de nuestro propio sistema expandido de 13 chakras, e ingresar junto con la Tierra en la espiral de Luz Completa Metatrónica (ver también “Multiversos”, “Los chakras humanos y la conexión cósmica”, “La espiral de proporción áurea y la Luz de Metatrón”, y “La luz cristalina y la frecuencia de Luz Completa Metatrónica”).

 

Chrishia Nadys